Por qué toma su tiempo la recuperación luego de una lesión muscular o ligamentosa?

 

 Lesión muscular o ligamentosa

Rol de la Fisioterapia….

La naturaleza del organismo tiende a recuperarse solo, pero no siempre lo hace en el camino correcto.

Por esa razón, debemos acompañar cada etapa de recuperación con un profesional que guíe, y actúe para favorecer las condiciones ideales de cicatrización, y así lograr un reintegro a la actividad física, laboral y plena con seguridad evitando también recidivas lesionales.

La fisioterapia buscará generar una cicatriz más plástica, mantener un estímulo que permita perder menos información durante el periodo de recuperación, mantener en condiciones el resto del organismo sano, que por el reposo o la inmovilización regional disminuye su actividad.

En el tratamiento/prevención, las áreas a trabajar son variadas, cada caso es particular.

En la rehabilitación contamos con una variedad de herramientas que utilizaremos para lograr los distintos objetivos que se plantean a medida que la persona evoluciona en su recuperación.

El mejor resultado será consecuencia de la elección adecuada de las herramientas fisioterápicas a utilizar en cada momento en cada paciente y del comportamiento de este último acompañando las diferentes etapas según lo instruido por el profesional.

La rehabilitación es el resultado del trabajo no sólo en el consultorio, sino en el domicilio, área de trabajo y/o deportiva.

Más allá del tratamiento, la prevención hoy en día es un aspecto central.

El no realizar un tratamiento adecuado así como la exigencia física antes de cumplir los tiempos necesarios de cicatrización serán interferencias en estos procesos naturales

La rehabilitación es el resultado del trabajo no sólo en el consultorio, sino en el domicilio, área de trabajo y/o deportiva.

Por otro lado diferentes actividades de vida diaria conllevan a diferentes dificultades para una recuperación rápida y pronta. Estrés, malas posturas, sedentarismo, no actividad física, mala nutrición e hidratación, etc., son factores desfavorables que condicionan al estado físico.

Como profesionales de la rehabilitación, más allá de la aplicación de técnicas  es nuestra función y es prioridad para la normalización funcional, educar y brindarle un plan organizado de recuperación progresiva.

Es importante tanto durante la rehabilitación como posterior a ésta, armar un plan personalizado de de prevención contra el sedentarismo, estrés, malas posturas y también orientarlo en cómo vincularse al entrenamiento deportivo.

Con el fin del mejor resultado, que nos permita mantener una calidad de vida, deportiva, laboral y social adecuada, es importante seguir con constancia las pautas marcadas por el profesional para cumplir con los objetivos que se plantean.

 

¿Por qué toma tiempo recuperarse luego de una lesión de ligamentos o muscular?

En condiciones normales, nuestro cuerpo es dinámico, en respuesta a los estímulos cotidianos y el estrés que padece en la vida diaria, se encuentra bajo cambios constantes que ejercen modificaciones estructurales  en respuesta a demandas físico-químicas,

Cuando no se provocan alteraciones del normal funcionamiento (las demandas o estrés no sobrepasan la capacidad celular) se denomina homeostasia (homo: similar, estasis: estado).

Las adaptaciones para mantener la homeostasia frente a estos factores (demanda y estrés) son varios: atrofia (disminución del tamaño celular), hipertrofia (aumento del tamaño celular) e hiperplasia (aumento excesivo del número celular).

Ahora, si el estrés y las demandas sobrepasan los límites, las consecuencias son nefastas, llegando a provocar lesiones a nivel celular y consecuentemente a nivel de los tejidos.

A nivel de los tejidos existen cambios en estructura y calidad, temporales o permanentes, locales, regionales o sistémicos. Dichos cambios favorecen o enlentecen e incluso frenan  la recuperación.

Los cambios desfavorables que interfieren en el mantenimiento del estado de equilibrio son los que hay que atenuar.

¿Qué es una lesión a nivel corporal?

Se toma como lesión cuando existe un daño, una discontinuidad de los tejidos, es decir, cuando hay ruptura de los distintos tejidos, capas celulares, superficiales o profundas.

El tejido conjuntivo forma parte intrínseca de todos los tejidos que conforman las partes blandas y miofasciales de  nuestro sistema musculo-esquelético (músculos, tendones, ligamentos, capsula articular, etc.). Del mismo modo los vasos forman parte de todos ellos nutriendolos.

En toda lesión, tanto al distenderse un tejido como al sufrir una disolución de la continuidad (aun en las de menor entidad), ocurre  una distención y/o ruptura de tejido conjuntivo con sangrado al dañarse  vasos sanguíneos, ante presencia de alteraciones moleculares o estructurales a nivel celular con repercusiones negativas. Esto conlleva a una liberación de sustancias químicas que actúan “intoxicando” la zona, inflamando, provocando dolor y en ocasiones más graves, incapacidad funcional de la estructura en juego.

Las sustancias liberadas al espacio intersticial (entre tejidos) reaccionan favorecen el proceso doloroso, siendo más intenso a los pocos minutos de la lesión con duración variable, bajando el umbral de dolor con el tiempo (haciendo más sensible a receptores dolorosos),

Dentro de las sustancias liberadas, existen algunas las cuales advierten del daño, actuando como mensajeros y como resultado comienza el proceso de cicatrización.

Estos cambios estructurales también generan un trastorno mecánico que sumado a la necesidad del reposo para favorecer la cicatrización provocan trastorno de información (propioceptivo) y en ocasiones trastorno del engrama motor funcional, lo cual tendrá una repercusión posterior en el reintegro a las actividades de vida diaria y deportivas.

Recuperación…todo un proceso.

Los tiempos biológicos son variados en cada individuo y según cada lesión, por eso cada recuperación tiene su propio tiempo.

Indudablemente los factores intrínsecos (propios del individuo) y extrínsecos (ambientales) favorecen o demoran dichos tiempos. Estos factores determinan no solo los tiempos de recuperación, también la calidad de la misma y es en muchas ocasiones el porqué de  la recidiva de lesiones “ya recuperadas”.

En nuestro organismo pasa algo similar que el reciclaje de una casa, en ocasiones romper un poco para mejorar la zona, esperar que sequen los materiales húmedos, etc., es imprescindible para que finalmente tengamos seguridad,  he ahí el secreto del porque dar los tiempos

En primer lugar ocurre lo que se denomina cicatrización. Factores de cicatrización son activados, tratando de enmendar lo acontecido, minimizando las consecuencias, con el propósito de estabilizar la zona rápidamente y darle cierta plasticidad al tejido reparado. En general se trata de tejido duro, con poca elasticidad, pero con gran resistencia al estrés mecánico, por su alto contenido de fibras de colágeno.

La diferencia de elasticidad y resistencia cuando existe el reemplazo de una zona que tuvo una lesión, entorpece en general a la recuperación biomecánica. Basta imaginar si a una banda elástica se le coloca al medio, un pedazo de cuerda de nylon, cuando estiramos, la deformación ocurre en la zona de banda elástica, pero no en la de nylon. Cuando esto sucede, lo que queda de banda elástica tiene que estirar aún más para poder compensar; esto, a modo de ejemplo, ocurre cuando existe un desgarro muscular. Como factor agregado, la cicatrización muchas veces se acompaña de adherencias entre los distintos planos de los tejidos, comprometiendo el libre accionar de las diferentes estructuras.

Otro ejemplo similar es lo que le pasa a un barco cuando quiere partir y se encuentra amarrado, visto este caso muchas veces en los post-quirúrgicos o inmovilizaciones prolongadas.

 

En suma: Una temprana intervención profesional, hábitos saludables, toma de conciencia sobre los cuidados, seguir instrucciones brindadas por el equipo de salud y paciencia es la receta para lograr la recuperación que se pretende.

Actividades de vida diaria, esquemas neurocognitivos, hidratación, nutrición, patologías pasadas y presentes, etc., son ingredientes que pueden favorecer o retroceder el proceso de recuperación. Sumando todo, da como resultado la complejidad de lograr una recuperación total.

 

Ref. Bibl.:

– Cirugia AEC/ AEC Surgery

Pascual Parrilla, Eduardo Jaurrieta,J. Garcia Landa,Mariano Azcoitia Moreno

Link al libro “Cirugia AEC/ AEC Surgery” en Google Libros

– Mecanobiología de reparación del ligamento, Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas

versión On-line, Vol..29, n.1,Ciudad de la Habana, Ene.-Mar.,2010

Rosy Paola Cárdenas Sandoval; Diego Alexander Garzón Alvarado; Liliana Mabel Peinado Cortés

Link: Mecanobiología de reparación del ligamento 

 -El fisioterapeuta en la prevención de lesiones del deporte

Escrito por: Francisco Javier Adamuz Cervera, Mª Antonia Nerín Rotger

Link al PDF

 

 

Autores:

Lic. Diego Perez – Egresado de Licenciatura en Fisioterapia, E.U.T.M, Universidad de la República / Formación en “Enfoque MIT, curso introductorio a la Hidroterapia y terapias específicas en el agua”, Fisiohidro / Formación en Ejercicio Terapéutico Cognitivo – Método Perfetti  Instituto de Rehabilitación Neurocognoscitiva (Villa Miari – Italia)

Lic. Magdalena Fourment – Egresada de Licenciatura  en Fisioterapia, E.U.T.M, Universidad de la República / Postgrado en formación Osteopática en la Facultad CBES (Brasil) / Formación en “Enfoque MIT, terapias manuales en columna cervical”, Fisiohidro / Formación en “Enfoque MIT, curso introductorio a la Hidroterapia y terapias específicas en el agua ”, Fisiohidro /Formación en Ejercicio Terapéutico Cognitivo – Método Perfetti – Instituto de Rehabilitación Neurocognoscitiva (Villa Miari – Italia)

Lic. Noemi Fremd – Formación en Osteopatía / Ex docente de carrera de fisioterapia (UDELAR) / Asistente en el área de fisioterapia de la Cátedra de medicina del deporte (UDELAR) / Directora de FISIOHIDRO [Leer Más]

 

Etiquetas: , , , , , , ,